Qué tipo de empresas pueden interesarte más con tus preferencias personales

Elige el tipo de empresa que más te convenga

      Sabemos que con la crisis económica, por un lado no es fácil poder determinar en qué tipo de empresa queremos trabajar y de qué, ya que la disponibilidad de puestos de trabajo se ha visto muy reducida y no es tan visible como comentábamos en nuestro pasado artículo “el mercado laboral oculto”, y por otro, depende de la situación económica y personal de cada uno. No obstante, si puedes intenta que se ajuste en lo más posible a tu ética personal, tus preferencias, tu formación y tu experiencia.

     Trabajar todos los días en una empresa con una cultura que no vaya con tu personalidad o tus creencias es un gran error tanto para ti como para la compañía que te contrata, en poco tiempo se va a reflejar en tus resultados, en tu satisfacción y en tu motivación.

     Cada persona somos un mundo, y hay gente que le gusta ser más independiente, otra a trabajar más en equipo, otra es más resuelta, otra necesita hacer las mismas funciones u operaciones toda la jornada (ej.: cadena de montaje), otra no le gusta trabajar en espacios cerrados mucho tiempo seguido, otros necesitan desarrollar su creatividad, otros a ayudar a los demás, etc…, si además de todo esto unimos que cada compañía tiene su propia cultura empresarial, su forma de hacer las cosas, su responsabilidad social corporativa, su imagen exterior, etc… Esto nos lleva a la conclusión que es bueno conocer qué tipo de empresas existen, cuál es la que más se nos acopla más a nosotros, y en cual podemos dar lo mejor de nosotros mismos.

      Hay varios tipos de organizaciones que pueden acercarse más a tu forma de ver las cosas:

  • Empresa pública: hay dos tipos de empleados, por un lado, el personal laboral (interinos, son temporales) y por otro, los funcionarios (puesto estable). Este tipo de compañías dan estabilidad, buscan un perfil poco competitivo, es decir, los procesos están muy delimitados y los ascensos son complejos suelen ser por concurso, o concurso-oposición.

      Ejemplo: El Ayuntamiento de Sevilla.

  • Empresas semi públicas: son empresas privadas que tienen empleados privados pero trabajan para dar un servicio en lo público. Su dueño o sus socios son de índole privada pero han concursado u obtienen ayudas para trabajar en lo público, o tienen obras o servicios de interés general.

      Ejemplo: Museo Thyssen Bornemisza

  • Multinacional o compañía de gran tamaño: son compañías de más de 250 trabajadores, en las que se valora más el trabajo del departamento o del equipo en su conjunto. Piensan más en la colectividad, pero suelen tener mejores condiciones laborales: posibilidad de seguro médico privado, cheques guarderías, flexibilidad horaria, oportunidades laborales, etc… También es verdad, que todo es más anónimo, y el empleado en algunas ocasiones puede “parecer un número”.

      Ejemplo: El Corte Inglés.

  • Micro-pyme o empresa familiar: suelen ser compañías de pocos empleados. Hay más posibilidad de mezclar lo personal y lo laboral, es un trato más “paternalista” pero se exige mucho compromiso y dedicación al empleado. Suelen ser puestos más estables si realmente la empresa va bien porque se te ve más e incluso se te puede tener más en cuenta tu labor diaria. Para ascensos la cosa está mucho más limitada, pocas posibilidades.

      Ejemplo: Peluquería Pepa S.L.

  • ONG , asociación o Fundación: Son empresas que velan por el bien ajeno, por ayudar y proteger a los terceros (animales, personas o recursos naturales) o a colectivos desfavorecidos. Por tanto, debes de ser una persona con tendencia hacia lo social a ayudar a los demás. No suelen pagar grandes salarios, y mucho se hace con voluntarios o sin lucro. La satisfacción personal es muy grande de trabajar en este tipo de organizaciones.

      Ejemplo: Cáritas.

  • Tu propia empresa o hacerte autónomo: trabajas mucho en especial al principio, pero eres tu el que te organizas. Asumes los riesgos pero también tienes la independencia de poner tus condiciones y tus límites (tu horario, dónde trabajas, etc…), y a lo que dedicarte.

       Ejemplo: Fontanero Manuel López

      Seguro que has encontrado la que más te gustaría pertenecer, o incluso emprender en lo que tienes más talento y/o experiencia. No obstante, si necesitas cualquier consulta u orientación laboral, ponte en contacto con nosotros, te ayudamos.

       Recuerda: El futuro más cierto está en hacer tu propia empresa o en ser autónomo. La tendencia de las empresas es a reducir su personal.

       Si quieres tener algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca has hecho.

 

Vanesa Peñuelas

Tuapoyolaboral

29 de Agosto de 2013

→ Volver al índice de artículos ←

 

Print Friendly, PDF & Email