La motivación: ese impulso vital desconocido

Motivación        La motivación es un condicionante importantísimo presente tanto en la vida  de las organizaciones, como en la de cada uno. Sin ella, es como entrar en un círculo “vicioso” en el que no se llega a conseguir ninguno de los objetivos que perseguimos, y debido a ello, te sientes peor y con menos ganas para todo, e incluso podemos decir que nos volvemos personas apáticas.

    ¿Qué sucede si no se está motivado? Que no podemos evitar reflejarlo, que se nos nota, y que lo transmitimos. Para estar motivado debemos tener una actitud que nos predisponga al buen estado positivo.

Existen una serie de principios básicos que nos ayudarán a motivarnos:

* Las metas que nos pongamos deben ser alcanzables.

* Proponte pequeñas metas a corto plazo hasta llegar al objetivo final. De esta manera te será más fácil alcanzarlas y aumentará tu motivación poco a poco.

* Confía y conócete a ti mismo, es necesario saber cuáles son tus virtudes, pero también saber cuáles son tus limitaciones. Es decir, hay que buscar metas ajustadas a nuestras capacidades.

* No todos nos motivamos por las mismas cosas, depende de nuestras necesidades y de nuestros motivos (la tarea en sí misma es la recompensa).

* Cómo pensamos, con qué nos emocionamos, y cómo nos comportamos. Un comportamiento repetido genera hábitos y marca nuestra forma de actuar y de pensar. Si cambiamos nuestro comportamiento, nuestros pensamientos también lo harán.

* Se deben cubrir las necesidades básicas (seguridad, condiciones de trabajo, etc…)

* Ser feliz y llegar a cumplir los objetivos que te habías propuesto.

   Nuestro mejor consejo, todos los días ponte tu objetivo diario, algo fácil, alcanzable y que te satisfaga. Verás que buenos resultados. Pero ten en cuenta a Albert Einstein:

“Si buscas resultados distintos, deberás hacer cosas diferentes”

 

Vanesa Peñuelas

Tuapoyolaboral

25 de noviembre de 2012

→ Volver al índice de artículos ←

 

 

Print Friendly, PDF & Email